Como comprar una destructora de papel

Una empresa necesita reciclar los documentos que ya no se necesitan de una forma completamente óptima y amigable con el medio ambiente. Por este motivo, una destructora de papel puede ser la mejor opción que tendrás en el mercado, puesto que así conseguirás deshacerte de estos documentos de una forma adecuada.

Sin embargo, debes elegir una máquina que se adapte completamente a las necesidades de tu empresa basándote en sus características. Por este motivo, el día de hoy te traigo un post con el cual podrás elegir fácilmente una destructora adecuada, así que te invito a seguir leyendo.

Consejos para comprar una destructora de papel

Es muy importante tener en consideración que existen muchas ventajas de comprar una destructora de papel. Pero para tomar una decisión acertada debes fijarte en lo siguiente:

Capacidad de la máquina

La capacidad en una destructora de papel se mide por la cantidad de hojas que se pueden triturar al mismo tiempo. Esta capacidad suele estar entre las 5 y las 10 hojas, la cual varía dependiendo del cabezal que tenga la máquina que vayas a comprar.

No se recomienda exceder la capacidad de la máquina bajo ninguna circunstancia, en especial porque esto causará daños al cabezal. También se pueden producir atascos de papel, por lo cual, debes tener presente la capacidad que necesitas cuando vayas a comprar.

Tipo de cabezal de corte

Existen dos tipos de cabezal de corte entre los que puedes elegir y todo dependerá de las necesidades particulares que tengas. El primero cortará tus documentos en tiras, para dejarlos listos para su proceso de reciclaje.

Por otra parte, los cabezales de seguridad cuentan con un sistema de micro corte, mediante el cual, podrás tener una mayor seguridad al triturar los documentos. Estos sistemas suelen ser mucho más efectivos en especial porque no dejarán ningún dato de tus documentos intacto.

Ciclos de trabajo

Se entiende como un ciclo de trabajo, el tiempo en el cual se calienta el cabezal de la destructora para necesitar un descanso. Estos ciclos suelen variar entre los 5 y los 10 minutos, y luego de completarlos se debe tener períodos de descanso de 30 minutos.

Pero, si en tu empresa necesitas deshacerte de enormes cantidades de papel a diario, puede que te venga mejor una destructora de ciclo continuo. Estas no tienen que parar entre ciclos, pero tienen un coste bastante elevado, por lo cual, si no es indispensable no será necesario comprar este tipo de máquina.