Consejos para mantener limpia tu zona intima

A todas las mujeres nos gusta estar siempre limpias y arregladas, oler a perfume y estar preparada para cualquier imprevisto. Pero, lo cierto, es que mantener prácticas de higiene íntima puede no ser algo sencillo.

Empezando porque pocas mujeres se atreven a hablar de ello y nuestra vagina suele ser una zona muy delicada y sensible. Pero, también es muy dada a tener olores desagradables por la proliferación de bacterias, ya que esta zona está sometida a una constante humedad.

Es por eso por lo que, en esta oportunidad, traemos para ti algunos consejos sobre cómo mantenerla siempre limpia.

Consejos para mantener limpia tu zona intima

Primer consejo

Antes que nada, lo más obvio: debes ducharte a diario, donde laves la zona suavemente. Pero atención: un jabón de PH neutro, pues de esta forma evitarás irritar o resecar la vagina.

Segundo consejo

Realiza la ducha o cualquier enjuague sólo en los órganos externos de tu zona íntima. Para ser más específicos: labios vaginales, vagina y clítoris.

Hacer lo contrario (es decir, duchas vaginales internas) puede eliminar o afectar notablemente la flora vaginal y así hacerte más propensa a las infecciones.

Tercer consejo

Siempre lleva contigo toallitas húmedas, pero atención: que sean libres de alcohol o te van a irritar. Una vez las tengas, úsalas en vez del típico papel para enjuagarte.

Y por supuesto, asegúrate de limpiarte de adelante hacia atrás para que ningún rastro o bacteria del ano pase a la vagina. Con esto evitarás malos olores.

Cuarto consejo

La ropa interior que compres juega un papel fundamental, sobre todo en torno a la sensación de humedad y a los malos olores, ya que pocas prendas permiten la transpiración.

Para ello ¡usa ropa que sea hecha de 100% algodón!

Quinto consejo

Si te hayas en tu periodo menstrual, asegúrate de cambiar tus toallas higiénicas cada tres horas, igual los tampones, ya que el PH disminuye su nivel de acidez en estos días, lo que permite proliferación de bacterias, infecciones y por tanto de malos olores.

Sexto consejo

No emplees para limpiarte otra cosa que tus dedos limpios, sobre todo las yemas, pues las uñas podrían rasguñarte. Así que olvídate de esponjas u otros objetos, que pueden estar repletos de otras bacterias.

Séptimo consejo

Cuida el lavado de tu ropa interior, asegúrate de hacerla con jabones delicados, dejarla suficiente tiempo al sol y cambiarte a diario.

Cosas que debes saber

  • La vitamina C promueve la proliferación de bacterias en tu orina.
  • Asegúrate al lavar la zona, que ésta quede seca y elimina cualquier rastro de húmeda para prevenir cualquier malo olor.

Ahora que sabes todo esto ¿cuál de estas prácticas de higiene íntima probarás primero? Y si te sabes algún otro consejo ¡dejárnoslo en los comentarios!