Cómo liberarte de la depresión

Si bien la depresión no es algo que nadie desee padecer, es cierto que es una de las enfermedades más frecuentes de nuestro tiempo.

Sin embargo, existen varias cosas que se pueden hacer, tanto naturales como de la medicina convencional, para paliar los síntomas, que ayudarán a mejorar el estado de ánimo y disminuir algunos de los síntomas depresivos.

Hoy en día, gracias a los avances en este campo de la medicina, existen tratamientos muy efectivos, ya sea farmacológicos como en lo referente a terapias psicológicas.

Además, se pueden llevar a cabo ciertas indicaciones y medidas que ayudarán a mejorar la calidad de vida y el estado de salud en general.

Dentro de los trastornos depresivos existen distintos tipos de depresión como la depresión mayor, la distimia o la depresión ansiosa, pero en todos los casos si se cree que se está ante un trastorno depresivos debe en primer lugar consultar con un médico o profesional de la salud mental.

Para que éste determine cuál es el tratamiento adecuado para llevar a cabo, dentro de las opciones disponibles.

Junto con él acordarás el tratamiento apropiado para tu propio caso en particular.

No obstante, existen otras medidas que se pueden tomar para combatir la depresión, como practicar yoga y/o meditación, como así también realizar ejercicio físico de manera regular, al menos unas dos o tres veces por semana, lo que ayudará a mejorar la salud tanto mental como física.

Por ejemplo, al hacer ejercicio físico se sabe que se liberan ciertas sustancias en el organismo, llamadas endorfinas, que ayudan a disminuir la tensión nerviosa y generar un estado de ánimo positivo con su respectivo efecto favorable sobre la salud de la persona.

Pero es muy posible que al principio sea difícil comenzar con estas actividades, en cuyo caso buscar la ayuda de grupos de apoyo o bien realizar actividades y acciones sociales en la comunidad puede ser una buena manera de comenzar a mejorar la calidad de vida.

Incluso si hacer actividad física como deportes o alguna disciplina deportiva no es lo que más te atrae, puedes probar comenzando con realizar algunas caminatas o montar en bicicleta unas 20 o 30 minutos, dos o tres veces por semana, y notarás grandes cambios.

Es más, aunque no desees realizar ejercicio físico alguno, puedes probar con algún hobbie, como hacer artesanías o pintar.

O incluso practicar actividades como la pesca… en pocas palabras cualquier actividad que te ayude a salir de la monotonía y centrar tu atención en algo que disfrutes.

Otra cosa importante a tener en cuenta es evitar al consumo de alcohol, sobre todo si se está tomando alguna medicación antidepresiva.

Y en caso de que te resulta difícil evitar consumir alcohol puedes buscar ayuda en centros o grupos de apoyo.

El consejo de cualquier especialista en este sentido será siempre mantener el alcohol lejos, especialmente si se piensa que se está sufriendo una depresión.

Leer también puede ser una buena manera de liberar tu imaginación y distenderte, y además puedes leer sobre biografías de personas que te inspiren, lo cual es una muy buena idea.

Finalmente, lo más importante es que trates en todo momento de mantener una actitud positiva y activa, y si bien esto puede resultar difícil, es lo que mayor diferencia hará al final del día.

Recuerda que todo gran camino comienza con un pequeño primer paso… sal de compras, visita a ese amigo o amiga que hace mucho que no ves, camina un rato por un parque… esas pequeñas cosas te ayudarán a ponerte en movimiento y comenzar a sentirte mejor.

Y sobre todo no dejes de visitar a un profesional de la salud mental, médico psiquiatra o psicólogo, y seguir sus recomendaciones.