Los secretos que esconde el trébol de 4 hojas

Todos hemos escuchado alguna vez algún misterio acerca de los trebol  4 hojas, uno de ellos es que encontrar uno puede ocasionarnos buena suerte.

La posibilidad de conseguir un trébol de 4 hojas es una en 10 mil, esto según estadísticas, aunque probablemente hemos visto uno alguna vez en nuestras vidas.

Así que una vez que encontramos uno, lo propicio es llevarlo con nosotros para que se encargue de darnos buena suerte.

No todo el mundo sabe su origen ni mucho menos la historia de la superstición entorno a ellos, así que si te encuentras entre esas personas que desconocen su significado e historia, en este artículo te contaremos algunos de sus secretos.

Al igual que muchas creencias, los misterios del trébol de 4 hojas comienzan con una leyenda, que al pasar el tiempo se ha mantenido o en ocasiones se ha alterado un poco según algunas culturas.

Se dice que Eva recogió uno al ser expulsada del paraíso, para tener un recuerdo del lugar. Sin embargo, los celtas también llevaban tréboles, ya que según ellos espantaban los malos espíritus.

Así que la tradición celta se convirtió en una creencia medieval, alegando que llevar un trébol de 4 hojas permitía ver las hadas y eludirlas en caso de ser necesario. De esta forma, los niños se emocionaban y se divertían jugando a cazar las hadas.

Para los granjeros, los tréboles son de gran aprecio ya que recogen nitrógeno del aire y seguidamente lo depositan en la tierra. Esto permite que otras plantas puedan alimentarse en él.

Además, son muy apreciados por los animales ya que lo usan como alimentos.

Así que esta superstición se ha mantenido por mucho más tiempo y ha llegado a varias culturas. Se dice que cada hoja representa los componentes básicos de la felicidad, los cuales son: amor, esperanza, fe y suerte.

Para otros también representan la riqueza, fama, amor y salud. Pero por lo general se asocia a la suerte y se usa como amuleto para atraer la riqueza y la prosperidad.

Los egipcios también lo usaban, los colgaban como amuletos para protegerse de las adversidades.

Actualmente si encontramos uno somos muy afortunados, y de querer regalarlo a cualquier persona, ésta debe saber que es un acto de amor e importancia para la otra persona.

Y tú ¿Has encontrado alguna vez un trébol de 4 hojas?